NOTICIAS

Actividad Científica

22 - nov. - 2021
Nuevas aportaciones a la nosología del síndrome de Guillain-Barré (SGB)

El Grupo de enfermedades Neurodegenerativas del IDIVAL ha publicado diversos estudios sobre el síndrome de Guillain-Barré (SGB), una polineuropatía aguda e inmunomediada, cuyo substrato histopatológico puede ser demielinizante o axonal. El SGB constituye una de las líneas de investigación del grupo de investigación.  A continuación se describen los principales estudios publicados:

1) Escrutinio de auto-anticuerpos en el SGB.  

Este trabajo publicado en la revista Journal Neuroinflammation, es un estudio multicéntrico coordinado por el Dr. Luis Querol (Servicio de Neurología, Hospital de la Santa Cruz y San Pablo, Barcelona), en el que han intervenido la Dra. María José Sedano y el Dr. José Berciano por parte del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

El objetivo fue investigar la posible presencia de auto-anticuerpos séricos patogénicos. Estos anticuerpos pueden estar dirigidos frente a epitopos gangliosídicos o a proteínas nodales/paranodales (NF155, NF140, CNTN1 y complejo CNTN1/CASPRI). La muestra incluyó 100 pacientes de SGB reclutados en 11 centros nacionales integrados en el estudio IGOS (International Guillain-Barré Outcome Study). A diferencia de la variante crónica del SGB, conocida en la jerga anglosajona como CIDP (chronic inflammatory demyeliniating polyneuropathy), en ningún caso se detectaron anticuerpos frente a determinantes antigénicos nodales. En 61 pacientes se detectó una reactividad positiva frente a gangliósido, fundamentalmente dirigidas contra GM1, GD1b y GQ1b. Se corrobora que la reactividad anti-GQ1b se asocia en el 80% de los casos con el síndrome de Miller Fisher (una forma localizada de SGB caracterizada por oftalmoplejía, ataxia y arreflexia). En el 68% de los casos con la forma motora pura, y a menudo con neurofisiología axonal, hay reactividad anti-GM1; el anticuerpo de subclase IgG puede ser marcador de daño axonal a largo plazo. Estudios in vitro inmunohistoquímicos (en neuronas motoras humanas, neuronas de ganglio raquídeo murino, y sección de nervio periférico de mono) han revelado los siguientes hallazgos: i/ ausencia de reactividad contra proteínas nodales/paranodales; ii/ reactividad positiva frente a gangliósidos nodales en el 61% de los ensayos; iii/ esta reactividad se detectó en los ganglios raquídeos tanto con anticuerpos de clase IgG como IgM; y iv/ no se detectó reactividad en las neuronas motoras. En conclusión, este estudio corrobora la heterogeneidad del repertorio de anticuerpos en el SGB.

Ref. Lleixà C, Martín-Aguilar L, Pascual-Goñi E, et al. Autoantibody screening in Guillain-Barré syndrome. J Neuroinflammation. 2021 Nov 1; 18(1): 251. doi: 10.1186/s12974-021-02301-0.

 

2) Patología axonal en la fase temprana del SGB: papel patogénico del edema endoneural.

Los estudios clínico-neurofisiológicos, de imagen e histopatológicos, efectuados en las cuatro últimas décadas por el grupo de investigación les han permitido plantear una nueva visión de los mecanismos que operan en la disfunción axonal en las fases tempranas del SGB (ver noticia “SÍNDROME DE GUILLAIN‐BARRÉ” publicada en la web del IDIVAL el 21/01/2021). En tres recientes trabajos de revisión se han actualizado las propuestas fisiopatológicas del daño axonal en la fase muy temprana del síndrome (≤ 4 días del inicio de los síntomas). El factor pronóstico fundamental del SGB es el grado de axonopatía, sea esta primaria o secundaria. Tanto en el SGB como en su modelo animal, la neuritis alérgica experimental, el hallazgo histopatológico inaugural es el edema inflamatorio endoneural, que predomina en los troncos nerviosos proximales, y particularmente donde las raíces ventrales y dorsales raquídeas se unen para formar los nervios espinales (figura 1). Este edema es patogénico en los troncos nerviosos extratecales, dotados de ep-perineuro, porque puede incrementar la presión endoneural hasta comprometer el flujo sanguíneo transperineural, lo cual comporta isquemia endoneural con el consiguiente bloqueo de la conducción y degeneración axonal sobrevenida. En esta fase muy precoz del síndrome, el edema es el elemento patogénico esencial, porque tanto la desmielinización como la degeneración axonal activan entran en escena días más tarde (usualmente a partir del séptimo día). Partiendo de ensayos clínicos realizados en la fase de estado de la enfermedad (segunda a cuarta semana del inicio), la Colaboración Cochrane desaconseja el uso de corticoides en el SGB. En base a los hallazgos, se ha propuesto que en las formas graves y muy precoces del SGB hay una ventana terapéutica para el uso de pulsos de metilprednisolona junto a la administración de pulsos de inmunoglobulinas intravenosas o plasmaféresis.

 

Ref. Berciano J. Axonal degeneration in Guillain-Barré syndrome: a reappraisal. J Neurol. 2021 Oct;268(10):3728-3743. doi: 10.1007/s00415-020-10034-y.

Ref. Berciano J. Pathogenic events in very early Guillain-Barré syndrome: neither demyelination nor axonal degeneration but endoneurial inflammatory oedema. J Neurol. 2021 Sep 3. doi: 10.1007/s00415-021-10773-6.

Ref. Berciano J. The rationale for the use of corticosteroids in early severe Guillain-Barré syndrome. Autoimmun Rev. 2021 Oct;20(10):102907. doi: 10.1016/j.autrev.2021.102907.

 

 

Gobierno de Cantabria   Servicio Cántabro de Salud   Hospital Universitario Marqués de Valdecilla   Universidad de Cantabria   europa   isciii   feder  FSE  eatris   Sanidad   AEI   FecytCohorte